jueves, 8 de septiembre de 2011

Historia de Roboré

Roboré fue fundado el 16 de febrero de 1916, por instrucción del jurisconsulto Ángel Sandoval Peña (1881-1941), Roboré se convirtió rápidamente en uno de los asientos militares más importantes del departamento de Santa Cruz, por su condición de población de avanzada próxima a las fronteras del Paraguay y Brasil, un fortín militar y una “pascana” (lugar de descanso) equidistante entre San José y Puerto Suárez, en el trayecto hacia la frontera brasileña.

No obstante lo anterior, no fue sino hasta 1918 que, a instancias del Dr. Sandoval, se expropió un terreno de 7,000 hectáreas que, tras un eficiente proceso de urbanismo, daría lugar a la fundación de Villa Castelnau, a orillas del Río Roboré, de donde tomaría su actual y definitivo nombre.

Por ser una población relativamente joven, si se la compara con los centenarios pueblos misionales Chiquitanos, su arquitectura no podía ser sino una mezcla de los estilos tradicionales de principios del siglo XX y otros más recientes. Todo ello contrastando con sus arenosas y amplias avenidas, dándole una especial atmósfera de un pueblo rural de antaño.

En las inmediaciones de la plaza principal se destacan edificaciones militares como el casino y el club aeronáutico, así como la hermosa iglesia de líneas europeas, distinguiéndola del resto del contexto misional jesuítico por la modernidad de su concepción arquitectónica.

Roboré adquirió merecido prestigio por la alta calidad de sus servicios educativos, en especial los afamados colegios Maristas, convirtiéndose en un centro de estudios al que arriban alumnos de toda la región e incluso de otros departamentos del país.
Según los roboreños, las inmejorables condiciones climáticas y características naturales de su entorno son base fundamental para un bienestar humano que, entre otras facetas, les permite ostentar una de las más altas tasas de longevidad de Bolivia, siendo por este motivo común escuchar que se refieran a la localidad, como un Santuario Biológico que favorece la prolongación de la vida.

Esta localidad posee una adecuada infraestructura de servicios básicos y su gente amable y generosa armoniza perfectamente con la belleza de sus atractivos turísticos, como aquellos balnearios de cristalinas y frescas aguas, que convierten a este pueblo en uno de los destinos más interesantes para quienes buscan el equilibrio entre el ser humano y la naturaleza. No en vano esta localidad es considerada por propios y extraños como “La Perla del Oriente Boliviano”.

Ubicación Geográfica
El Municipio de Roboré es la Tercera Sección Municipal de la Provincia Chiquitos, pertenece al Departamento de Santa Cruz está ubicada entre las coordenadas de 17° 37’ 35.1” – 18º’ 23’ 28.3” de Latitud Sur y 57° 37’ 13.5” – 60º 06’ 57.5” de Longitud Oeste, a 223 msnm.

La Sección Municipal fue fundada por el Dr. Ángel Sandoval Peña, el año 1.916, tiene acceso por vía férrea y terrestre. La distancia entre el centro urbano de Roboré y Santa Cruz de la sierra es de 400 Km


Entre las suaves ondulaciones del costado sur de la serranía de Santiago y destacándose como un majestuoso verde oasis, emerge en la llanura chiquitana, el principal enclave urbano en la zona central del Sureste cruceño, una población de extraño pero poético nombre: Roboré (voz chiquitano-guaraní que significa “Piedra rodada”), denominada así en alusión a las singulares piedras que, durante la época de crecida, arrastra el río homónimo.

Ubicada en el extremo oriental de la provincia Chiquitos, Roboré, tercera sección municipal de la provincia, cuenta con una superficie de 7,038 Km.2. Es una ciudad caracterizada por una población rural joven, cuya topografía conmueve nuestra fantasía como una incesante invitación a salir en busca de lo exótico y lo extraordinario.

Hacia el norte y el noreste, Roboré está circundada por el hermoso escenario de la serranía de Santiago; mientras que por el este, oeste y sur le rodea el inconfundible bosque seco de la gran llanura chiquitana.

A diferencia de los principales pueblos Chiquitanos, esta localidad es un vergel esmeralda, aún durante la época seca, debido al influjo vital de cuatro ríos que surcan de norte a sur el territorio de la ciudad: San Manuel, Roboré, Uraciviquia y San Luís. El segundo prácticamente divide a la población en dos, ya que atraviesa el área urbana a tan sólo 300 metros de la plaza principal.

Si a todo ello sumamos una altitud de 233 metros sobre el nivel del mar, el resultado es un maravilloso microclima, tropical caracterizado por una temperatura promedio de 27 Cº, una máxima de 30 Cº y una mínima que pueda llegar hasta los 10 Cº, producto de aquellas corrientes frías de aire que provienen de la Antártica y que se denominan “surazos”, aunque los vientos predominantes vienen del norte


Ubicada a 442 Kilómetros al este de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, a Roboré se puede acceder por vía terrestre, férrea y aérea: destacándose como el servicio más popular el tren del ramal oriental: Santa Cruz de la Sierra Corumbá-San Pablo.

Las actividades comerciales de Roboré experimentaron un notable desarrollo a partir de la habilitación de este servicio, no sólo por el surgimiento de los talleres ferroviarios más importantes en la historia del departamento de Santa Cruz, sino por su dinámica incidencia sobre una economía basada en la explotación de diversos recursos pecuarios, agrícolas, y forestales. Paralelamente, juegan un importante rol socio-cultural las entidades públicas educativas, gubernamentales y castrenses.